Fabricación Aditiva Metálica - Additive Manufacturing
Innovadoras Soluciones
 
Los orígenes de la Fabricación Aditiva

La Impresión 3D (conocida técnicamente como Fabricación Aditiva o Additive Manufacturing) es un proceso por el que se crea un objeto a partir de un modelo 3D mediante la unión de materiales, generalmente una capa sobre otra, en contraste con otras tecnologías (mecanizado o fresado) utilizadas en la fabricación tradicional.

Aunque automáticamente pensemos en las impresoras 3D de extrusión (más populares a nivel particular), son varias las tecnologías que existen para fabricar piezas por impresión 3D y que ya suponen una auténtica revolución industrial. Existen ciertos aspectos que hacen de la fabricación aditiva un punto de inflexión en la fabricación industrial, como son: la posibilidad de eliminar utillajes, de fabricar complejas geometrías gracias a su libertad de diseño, la rapidez en la respuesta a la demanda del cliente, etc.

Para encontrar los orígenes de la tecnología de Impresión 3D tenemos que remontarnos unos 30 años atrás. En 1986 se patenta el primer proceso de fabricación aditiva, la estereolitografía (SLA) por parte de Chuck Hull, fundador de la empresa norteamericana 3D Systems. En un principio, a los procesos de fabricación aditiva se les denomina Prototipado Rápido (Rapid Prototyping), ya que inicialmente esta tecnología se concibió con el único objeto de construir prototipos. Posteriormente se inician las aplicaciones de nuevas tecnologías (FDM, Multijet Modeling, SLS, etc.).

Aunque la fabricación aditiva tiene importantes ventajas sobre la fabricación tradicional, no pretende reemplazarla completamente y más bien se presenta como un valioso complemento. Algunas de sus principales ventajas son:

  • Complejidad geométrica / libertad de diseño
  • Personalización
  • Reducción del time-to-market
  • Reducción de residuos
  • Reducción de costes en procesos intermedios
  • Reducción de peso (productos aligerados)

Poco a poco se van superando algunas limitaciones que presenta esta tecnología todavía en desarrollo.

En varios sectores, como el aeronáutico, aeroespacial, automotriz o marítimo, se busca incesantemente el ahorro de tiempo y costos. Gracias a la fabricación aditiva, estos sectores están encontrando respuestas más que satisfactorias, ya que esta tecnología permite ligereza sin detrimento de la resistencia o calidad de la pieza.

La fabricación aditiva se utiliza también en el sector industrial. La producción personalizada y directa desde un modelo tridimensional es argumento suficiente para considerarla una revolución, ya que permite la obtención de productos con un alto valor añadido.

Un largo camino para la fabricación aditiva
Addimen centra su actividad en el diseño y fabricación de componentes metálicos mediante fabricación aditiva, y es consciente de las importantes ventajas que aporta esta tecnología frente a los métodos tradicionales ...
La Impresión 3D en metal y la producción
La Impresión 3D en metal ha cambiado el modo en que creamos piezas. Para series cortas y medias de producción, las piezas pueden hacerse con mayor rapidez, menor coste y menor esfuerzo que con los procesos de ...
Fabricación aditiva y sus principales ventajas
Fabricación aditiva es el proceso que consiste en la fabricación de piezas a partir de un modelo 3D mediante la sucesiva deposición de capas de material. Puede estar basada en distintas tecnologías, como la ...
Fabricación aditiva para automoción
En Addimen centramos nuestra actividad en el diseño y fabricación de piezas metálicas mediante fabricación aditiva. Proponemos soluciones innovadoras para la creación de piezas metálicas complejas, prestando un ...