Fabricación Aditiva Metálica - Additive Manufacturing
Innovadoras Soluciones
 
Fusión y sinterizado de polvo metálico por láser

En los años 90 varias compañías estudiaron la tecnología de fusión de lecho de polvo, tecnología que funde partículas de polvo metálico a través de una fuente de calor, un láser o un haz de electrones, con el fin de formar una pieza con cierta complejidad geométrica.

En 1994 se patentó el proceso llamado Direct Metal Laser Sintering, Sinterizado Selectivo por Láser o DMLS, y en 1995 apareció el término SLM para fusión selectiva por láser. Ambos procesos se basan en la fusión láser de lecho de polvo.

La diferencia entre la sinterización y la fusión es que la sinterización no permite que el metal se derrita porque la temperatura utilizada no es lo suficientemente alta, por lo que las partículas metálicas se aglomeran entre sí dejando un vacío y, por consiguiente, se produce porosidad. La fusión, por el contrario, implica el paso de un estado sólido a un estado líquido mediante una temperatura alta.

Esta tecnología, por tanto, utiliza polvos metálicos para diseñar piezas complejas. A menudo encontramos materiales metálicos y aleaciones como acero inoxidable, cobalto-cromo, aluminio, titanio o inconel. También se pueden utilizar algunos metales preciosos (oro, platino, plata), mayoritariamente en el sector de la joyería. La resistencia de las piezas es comparable a la obtenida por las técnicas de fundición o mecanizado.

Gracias esta tecnología de fabricación aditiva, sectores como el aeroespacial, automotriz y médico resultan muy beneficiados, puesto que ofrece una complejidad geométrica difícil de obtener a través de métodos de fabricación convencionales, a la vez que reduce su peso final y el número de componentes para ensamblar. En consecuencia, los tiempos de producción son más cortos y las piezas resultantes son personalizadas y muy fuertes. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que las impresoras 3D y los polvos metálicos son caros, por lo que no permiten hacer piezas muy grandes.

Con la fabricación aditiva desaparece el antiguo concepto fabril de moldear materiales o hacer máquinas para fabricar piezas concretas. Una máquina de fabricación aditiva o impresión 3D puede hacer cualquier pieza que le indique el software de diseño, cogiendo el polvo del material que necesite.

La rentabilidad de la impresión 3D de metal
Dentro de las distintas posibilidades de la fabricación aditiva, la impresión 3D de metal es la que, en los últimos tiempos, está experimentando un ascenso más sólido. Las ventajas que ofrecen las impresoras 3D de ...
La fabricación aditiva en la industria del automóvil
En Addimen (Bilbao) centramos nuestra actividad en el diseño y fabricación de piezas metálicas mediante fabricación aditiva. Proponemos soluciones innovadoras para la creación de piezas metálicas complejas ...
Las grandes cifras de la fabricación aditiva
En Addimen (Bilbao) centramos nuestra actividad en el diseño y fabricación de piezas mediante fabricación aditiva en metal. Ofrecemos soluciones innovadoras para la creación de piezas metálicas complejas, prestando ...
La fabricación aditiva y la crisis del coronavirus
La incertidumbre y el desconocimiento sobre la evolución de la crisis del coronavirus afectan a las economías de todo el mundo. Los gobiernos han aplicado medidas para reducir la propagación del virus...